¿Porqué un Entrenador Personal?


Los principales motivos por los que acudir a un Entrenador Personal:

− Un entrenador personal cualificado está en condiciones de atender programas muy específicos que de otro modo no pueden llevarse a cabo de modo satisfactorio como por ejemplo:

− Personas con alguna patología (fibromialgia, inestabilidad articular, desequilibrio postural, cardiopatías, osteoporosis, artritis, artrosis, diabetes, hipertensión…).

− Personas que han sufrido una lesión y necesitar de una adecuada rehabilitación. Tanto para estabilizar la zona lesionada, como para volver a realizar la actividad física cotidiana o del deporte que practicaba antes de la lesión.

− Personas que quieren adelgazar o modelar su cuerpo, a través del control de la dieta, modificando los hábitos de la vida cotidiana, y diseñando un adecuado programa.

− Personas con objetivos competitivos, sean deportistas de élite o no.

− El cliente logra más rápido sus objetivos, sean de deporte rendimiento, salud, estética o simplemente por encontrarse mejor, dado el mayor seguimiento y adecuación del programa en todo momento.

− El entrenamiento es mucho más controlado estando el Entrenador Personal presente, vigilando y evitando aquellas situaciones que puedan suponer un riesgo para el cliente.

− En el propio proceso de entrenamiento, el Entrenador Personal te educa sobre hábitos saludables, higiene postural, entrenamiento, conciencia postural. Aprendes a conocer mejor tu cuerpo, y a mejorar tus hábitos posturales erradicando los problemas derivados de las malas posturas en el trabajo.

− Se optimiza el tiempo al realizar entrenamientos muy dirigidos a los objetivos del cliente.

− Además, en los servicios a domicilio el cliente no tiene que perder el tiempo en desplazamientos, elige la ubicación que le sea más cómoda (en casa, en un parque cercano, en otros centros,…).

− Aquellas personas que tienen dificultades de adhesión al ejercicio físico, encuentran en el Entrenador Personal un punto de apoyo que le motive a mantener la práctica, adaptando además los entrenamientos hacia los gustos del cliente, permitiendo así un mayor disfrute del mismo evitando la principal causa de abandono. Aprender nuevos ejercicios, técnicas, para evitar la monotonía de repetir siempre los mismos ejercicios.

− En otras parcelas de nuestra vida cuando necesitamos algo específico acudimos a personal cualificado (médicos, dentistas, albañiles, electricistas,...). Entonces, ¿por qué para realizar ejercicio físico no nos ponemos en manos de personal cualificado? ¿será porque de "deportes" sabe cualquiera? Así sucede en numerosas ocasiones, personas que no consiguen objetivos, personas que se lesionan, personas que abandonan por monotonía, personas que solo corren y hacen abdominales creyendo que con eso cubren todas sus necesidades, o personas que creen que sudar es equivalente a quemar grasa!!

¿Sabía que por cada 1€ invertido en actividad física se ahorran 3,2€ en servicios médicos?. Este es un indicativo claro del beneficio de practicar ejercicio físico controlado.

El ser humano fue creado para el movimiento, y por ello, su razón de ser es moverse. Cuando un cuerpo deja de moverse su sistema músculo-esquelético se atrofia y pierde eficacia en su función.

La sociedad actual está convirtiendo al ser humano en sedentario, y por ende, favoreciendo la aparición de trastornos músculo-esqueléticos, en especial el dolor de espalda, causa más importante de incapacidad en las personas mayores de 45 años, y segunda causa de absentismo laboral, como usted sabe. Estos trastornos son un problema de primera magnitud en nuestra sociedad, por su repercusión en la calidad de vida de las personas de mediana edad, y además, son afecciones gravosas debido a sus costes directos (seguros, indemnizaciones, costes médicos y administrativos) e indirectos por la pérdida de productividad.

 

C/ Orion, 35 Urb. Miraval - Campo de Golf  "Los Retamares"

28130 Alalpardo - Valdeolmos Madrid